Ruta Histórica Chañaral

Casa Molina

Historia y valor simbólico

Monumento Histórico por D. S. Nº 727 (1985)

La iglesia Nuestra Señora del Carmen de Chañaral tiene como vecino histórico a otra estructura importante de comienzos del siglo XX, la casa Molina, construida en 1904 por encargo del notario del puerto don Pedro Clares Peña. Junto con la iglesia, forman un hermoso conjunto arquitectónico monumental que da cuenta del auge económico de antaño.

Hacia 1938 fue vendida por don Oscar Clares Núñez a don Juan Molina Pizarro, quién la conservó hasta su muerte. En los años 40 el inmueble albergo el Hotel Atacama, atendido por su propio dueño don Juan Molina. Hoy la casa es propiedad de la sucesión de este último.

De estilo neoclásico, la casa presenta un primer patio central de planta cuadrada, rodeada por un corredor cubierto, que se cerraba por paños vidriados sostenidos por pilares. Actualmente, el patio está cubierto por material translúcido y su piso es de baldosas. En la parte posterior existe un patio de servicio que comunica al comedor, cocina, baños, y otras dependencias del servicio. La casa, a excepción de la fachada está cubierta completamente por planchas de fierro galvanizado. Su estructura es de tabiquería de pino oregón, mientras que su planta se desarrolla en dos zonas principales organizadas por patios interiores.

El valor histórico y arquitectónico de esta residencia le valió su reconocimiento como Monumento Histórico por Decreto Supremo Nº 0727 del 14 de octubre de 1985.