Ruta Histórica Chañaral

Casa Vicencio

Historia y valor simbólico

Este inmueble albergó a otro personaje chañaralino de gran connotación y recordado hasta el día de hoy en la ciudad, don Remigio Vicencio, minero que trabajó en la Fundición Edwards y miembro activo del Partido Radical.

Responsable de salvar y dar asilo a un niño alemán, que se viajó como polizón en un barco que atracó en Chañaral. Don Remigio le prestó auxilio llevándolo a su casa, donde lo escondió, lo alimentó y le dio abrigo. Gracias a ello, el pequeño llamado Wolfgang no fue descubierto ni por la policía ni por los tripulantes del barco, quienes abandonaron la búsqueda. Remigio Vicencio consiguió trabajo para Wolfang en una faena minera al interior de la provincia de Chañaral. Ese niño se habría marchado de Chañaral al crecer, sin que existan registros de que haya regresado a la ciudad.

El inmueble es representativo de una vivienda tradicional de la primera mitad del siglo XX, y fue construido sobre cimientos de piedra, tiene muros con estructura de madera (soleras, pies derechos y diagonales) y está revestido con entablado vertical en el primer piso y horizontal en el segundo, mediante el sistema balloon frame. Su fachada presenta una composición simétrica compuesta por cuatro vanos en cada nivel, en el segundo tiene cuatro ventanas y en primero dos e igual número de puertas. Cada nivel está enmarcado en la parte superior por molduras de madera