Ruta Histórica Chañaral

Ex Quinta Grenett

Historia y valor simbólico

Otra estructura de fines del siglo XIX y que lamentablemente hoy no está en pie, fue la llamada Quinta Grenett, reconocido lugar de encuentro y esparcimiento de las familias de Chañaral.

Se encontraba emplazada entre las calles Yungay y San Martín y fue de propiedad de Jorge Grenett Baricich. Era una casona de dos pisos, con un gran patio interior, poseía una cancha de rayuela, salón de dominó y un gran salón de baile en el cual se presentaron algunas orquestas de la época. Tuvo su mayor auge en la década de 1950.

Su construcción, de tipo tradicional y representativa de la arquitectura de la primera mitad del siglo XX, fue levantada sobre cimientos de piedra, y tenía muros con estructura de madera (soleras, pies derechos y diagonales) revestidos con entablado horizontal, mediante el sistema balloon frame. Su fachada presentaba una composición simétrica compuesta por dos niveles marcados por eje verticales, materializados en pilastras en el primer nivel y pilares en el segundo, que daban lugar a un corredor techado.

En la “Quinta Grenett” la banda chañaralina Blue Moon se presentó en innumerables ocasiones, conjunto que tuvo entre sus integrantes a Enrique Grenett, pianista del grupo. La banda ofrecía espectáculos bailables para la juventud de la época. El inmueble también sirvió de hotel en el segundo piso, donde se hospedaban los viajeros a El Salvador, Diego de Almagro y Copiapó.

Posteriormente, en dicho lugar se construyó el edificio El Inca, testimonio sencillo del movimiento moderno tardío. El año 2018 los muralistas Paula Ferrer y Aner Urra pintaron en la fachada oriente de este edificio un mural representativo de la identidad local.